Logo con las siglas del Partido Socialista Obrero Español.
Cuadrado rojo con letras PSOE en blanco. Símbolo del partido. Cuadrado rojo con un puño y una rosa en blanco.

H A

Detectadas más de 23.000 tarjetas de bus fraudulentas en Zaragoza

El ayuntamiento reconoce la estafa del pirateo, que se calcula en 17.000 euros desde el pasado mayo. Se han anulado 18.600 dispositivos de los más de medio millón que han circulado en los últimos meses
19/02/20
  • Del·licious
  • Meneame
  • Facebook
  • Twitter
  • GoogleBookMarks
  • Imprime
  • Comparte
Votar:

Votar:

 

Una máquina validadora del tranvía y una tarjeta en primer plano. - NURIA SOLER

 

 

Una máquina validadora del tranvía y una tarjeta en primer plano.

La mecha que encendió el runrún de la pólvora se prendió a principios del año pasado, cuando el boca a boca llevó hasta institutos y facultades, sobre todo, la existencia de un programa capaz de piratear las tarjetas del transporte público. Un chollo, pensaron algunos jóvenes, que utilizaban una aplicación del móvil para recargar los dispositivos sin gastar un solo euro. Muy pronto la empresa concesionaria de la explotación en Zaragoza comenzó a detectar las irregularidades en las tarjetas que, si bien permitían picar el viaje en cuestión, no pasaban la prueba cuando pasaban por las manos y las máquinas de los revisores. En mayo ya adelantó EL PERIÓDICO la estafa masiva que se estaba produciendo, confirmada ayer por Natalia Chueca, responsable de Servicios Públicos y Movilidad. «Se ha detectado un hackeo de más de 23.000 tarjetas», ha admitido la concejala, que anunció que se ha desarrollado un algoritmo para detectar las tarjetas fraudulentas.

Entre mayo del 2019 y el pasado 3 de febrero han circulado 541.591 tarjetas distintas por Zaragoza, entre las que se han detectado 23.066 falsas. De estas ya han sido anuladas 18.600. Los propios inspectores han retirado 5.213, más otros setecientos casos que aproximadamente han pasado por las oficinas de atención al cliente.

Fue el Departamento de Sistemas de Avanza el que destapó el timo, que fue denunciado además tanto por la Sociedad de Economía Mixta Los Tranvías como por el ayuntamiento. Al mismo tiempo, se detectaron distintos intentos de pirateo tanto en la tarjeta Lazo como en la ciudadana. Fue en los meses de octubre y noviembre cuando hubo un repunte en el pirateo.

La primera solución quedó en manos de Avanza, que desarrolló un sistema de control continuo a través del cual un algoritmo detecta si la tarjeta es fraudulenta. De esta forma, el sistema permite validar el primer viaje (es decir, 0,76 céntimos), pero ya no se puede volver a utilizar. «El sistema automáticamente las quema, las invalida para que no se puedan volver a utilizar», ha explicado Chueca.

La responsable municipal de Servicios Públicos y Movilidad ha señalado que se está estudiando la posibilidad de cambiar el sistema, pero, en cualquier caso, «sería en las nuevas tarjetas que se vayan produciendo» y no en las más de medio millón que hay en ciurculación, una cifra muy elevada.

«Los propios técnicos informáticos que controlan este algoritmo reconocen que no hay ningún sistema exento de ser hackeado» y que a estas alturas ha supuesto un total de 17.000 euros timados, según la estimación hecha en el consistorio. «No es un fraude muy elevado, pero como fraude que es, hay que limitarlo», concluyó la concejala.

Dos sentencias «de aspecto disuasorio»

Ya hay dos sentencias en las que se ha reconocido el uso fraudulento y se ha sancionado a las personas identificadas como autoras del delito, según la concejala Natalia Chueca, que ha reconocido «la importancia de la casuística», de forma que el fraude no se considera por los 0,76 céntimos (0,74 antes) que cuesta un viaje en tranvía o el bus, «sino como la acción fraudulenta de hackeo, lo que hace que se condene con hasta 15 días de cárcel y multas de 180 euros». Son condenas que tendrán «un aspecto disuasorio».

Si bien no es una condena muy persuasiva en cuanto a lo económico, sí lo es por el hecho de ser penal y constar como antecedente computable a efectos de reincidencia.

En la primera resolución se condena a un hombre «como autor criminalmente responsable de un delito leve de estafa a la pena de multa de un mes con cuota diaria de 6 euros (180 en total, quedando sujeto a una responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago por insolvencia de un día de privación de libertad por cada dos cuotas diarias no satisfechas».

En los hechos probados se hacen constar «recargas de saldo mediante la utilización de un programa informático clandestino por un importe de 155 euros, a pesar de que no se había efectuado el pago correspondiente a tales recargas». El sujeto fue cazado el 18 de julio cuando un inspector le requirió la tarjeta y comprobó que era fraudulenta. No obstante, no consta quién fue la persona que utilizó el programa y se concluye «que Fue el denunciado quien tenía el condominio hecho, con independencia de la posible participación de un tercero, cuya identidad no consta».

En el segundo fallo, también condenado por estafa, el varón denunciado también portaba una tarjeta de bus ilícitamente recargada con un saldo de 47,78 euros «que no se correspondía con una transmisión efectiva de dinero» e intentó pagar el autobún con ella, algo que no pudo lograr al apreciar el conductor que era pirata». Por tanto, ha sido condenado a una multa de 20 días con cuota diaria de 8 euros (160 en total).

No se sabe cuántas denuncias más hay presentadas, aunque el próximo martes hay un nuevo juicio por otro caso de uso fraudulento de una tarjeta. H:A:


  • jpg
  • jpg
  • jpg
barrafooter

w3cPSOE - CEF © Ferraz, 70. Madrid. Tel. 91 582 04 44 infopsoe@psoe.es
AVISO LEGAL Optimizado a 1024 x 800 píxeles | Mapa Web | Contacto
POLITICA DE PRIVACIDAD

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Youtube
  • Flickr
  • SoundCloud