Logo con las siglas del Partido Socialista Obrero Español.
Cuadrado rojo con letras PSOE en blanco. Símbolo del partido. Cuadrado rojo con un puño y una rosa en blanco.

EL PAIS

“Los independentistas nos engañan: nadie espera a Cataluña en Europa”

El exfiscal y número dos de UDC defiende el derecho a decidir, aunque no la independencia
10/08/15
  • Del·licious
  • Meneame
  • Facebook
  • Twitter
  • GoogleBookMarks
  • Imprime
  • Comparte
Votar:

Votar:

El ex fiscal superior de CataluñaMartín Rodríguez Sol ha dado el salto a la política como número dosde la candidatura de Unió Democràtica por Barcelona. Interrumpe la carrera fiscal tras verse obligado a dimitir como fiscal jefe de Cataluña al defender en 2013 la legalidad de una consulta de autodeterminación. Defiende el derecho a decidir, aunque no la independencia.

Pregunta. ¿Estamos ante otro caso de jurista que salta a la política por hastío con el sistema?

Respuesta. Más que hastiado, estoy desconcertado o molesto por mi caso concreto. Aposté por una consulta legal dentro de la ley y la respuesta por parte de Madrid y de un sector de la carrera fue la incomprensión absoluta. Después seguí en la carrera fiscal con toda la ilusión pero al recibir la invitación a participar en política en un momento histórico como este he dudado poco.

P. ¿Qué le llevó a hacer sus declaraciones a favor de la legalidad de la consulta?

Los independentistas nos engañan: nadie nos espera en Europa"

R. Dije que el referéndum no era posible porque es una competencia de ámbito nacional pero también que me parecía positivo que los legisladores conozcan qué quieren los ciudadanos. Teniendo en cuenta que en Cataluña estaba vigente una ley de 2010 que autorizaba las consultas con autorización del Gobierno, lo que sugería me parecía elemental.

P. ¿Volvería a hacerlo?

R. Sabiendo lo que me pasó, probablemente sí. Además, de no haberlo hecho, me habría encontrado con una situación bastante incómoda. Firmar como fiscal superior una querella contra Mas por desobediencia me habría resultado muy difícil. No sé lo que hubiera hecho.

P. ¿Habría obedecido?

R. En la carrera fiscal obedeces o te vas. Es posible que de no estar de acuerdo hubiese tenido que presentar mi renuncia.

P. ¿La querella por desobediencia tiene base jurídica?

R. En derecho caben varias interpretaciones y también la que hacíamos nosotros desde Barcelona. Creo que lo que sucedió es que en Madrid no creían que el Gobierno catalán fuera a estar al frente de esta consulta. Cuando constatan que si y que una parte muy importante del pueblo catalán responde es cuando se decide actuar desde el frente judicial.

P. ¿Cree que le hubiera pasado lo mismo de haber animado a la intervención de la autonomía, como prevé la Constitución?

R. Es evidente que en aquel momento, hablar de consulta ponía muy nerviosa a mucha gente. Mi pecado fue utilizar una palabra, consulta, que estaba prohibida. Las mías eran unas declaraciones muy lógicas, pero determinada prensa les dio una dimensión que me convirtió, para algunos, en un furibundo independentista.

P. ¿Se ha sentido tentado a hacerse independentista?

Aposté por una consulta legal y la respuesta de Madrid y de un sector de la carrera fue la incomprensión absoluta

R. Todavía no. Se puede soñar con serlo pero yo me siento español por vínculos familiares y sentimentales. Me puedo sentir incómodo por algunos dirigentes políticos de España, pero me gustaría sentirme orgulloso del Gobierno de España y que Cataluña pudiera hacer camino con España. Eso no quiere decir que en algún momento Cataluña pueda tener su momento Escocia en el que podamos saber qué quieren todos los ciudadanos. Si el 60% quiere otra estructura territorial sería una irresponsabilidad no hablarlo.

P. ¿Y en un referéndum a la escocesa qué votaría?

R. No voté el 9-N pero mis tres hijos mayores sí y cada uno por una opción diferente. Lo que yo votaría en un planteamiento a la Escocesa… ya veríamos. En caso de llegar a ese punto de la mano de España, con la garantía de tener la doble nacionalidad… no descartaría nada. Lo que nos falta es más comprensión y entendimiento entre las dos partes.

Un fiscal dialogante y conservador

Rodríguez Sol (Palma, 1956) fue nombrado en julio de 2012 fiscal jefe de Cataluña y permaneció nueve meses en el cargo: en marzo de 2013 presentó su renuncia después de que el entonces fiscal general Eduardo Torres-Dulce iniciara los trámites para destituirle por haber considerado legítima la consulta. Miembro de una estirpe de jueces y fiscales de Lleida, Rodríguez Sol presidió la conservadora Asociación de Fiscales (AF) entre 2000 y 2004. Tiene fama de dialogante y de no arredrarse a la hora de opinar: afeó a Oriol Pujol que usara la bandera catalana para protegerse de las investigaciones de las que era objeto.

P. Unió llama a “continuar el proceso” sin decir cuál es el objetivo final. ¿Cual debe ser?

R. Unió no cierra la puerta a que un día la mayoría de catalanes aspiren a la independencia. Nos diferenciamos de otras opciones en que nuestra apuesta será dentro de la legalidad. Ir a la independencia exprés solo será una pérdida de tiempo y un perjuicio para Cataluña.

P. ¿Cuál ha sido el principal error de Rajoy con Cataluña?

R. Negar la realidad social de Cataluña. No es una fiebre de verano ni el capricho de unos cuantos ni el sueño de una sola persona que está al frente de Cataluña. El problema es que se ha vivido de espaldas a esta situación.

P. ¿Cómo ve Cataluña en un año?

R. Si hay mayoría absoluta independentista, que creo que no saldrá, la situación será muy complicada. No no son conscientes de las consecuencias jurídicas. Los independentistas nos engañan: nadie nos espera en Europa.

EP


REPORTAJES Y ENTREVISTAS

barrafooter

w3cPSOE - CEF © Ferraz, 70. Madrid. Tel. 91 582 04 44 infopsoe@psoe.es
AVISO LEGAL Optimizado a 1024 x 800 píxeles | Mapa Web | Contacto
POLITICA DE PRIVACIDAD

  • Facebook
  • Twitter
  • Pinterest
  • Google+
  • Youtube
  • Flickr
  • SoundCloud