Logo con las siglas del Partido Socialista Obrero Español.
Cuadrado rojo con letras PSOE en blanco. Símbolo del partido. Cuadrado rojo con un puño y una rosa en blanco.

El Periodico.com

Indomable e inmortal.

La legendaria, bellísima y poderosa actriz sueca habría cumplido 100 años este 29 de agosto. Para celebrarlo, sus hijos reeditan la biografía gráfica 'Ingrid Bergman. A life in pictures', un repaso al siglo XX con fotos de Robert Capa, Irving Penn y Richard Avedon.

 

NOELIA SASTRE

DOMINGO, 26 DE JULIO DEL 2015

Cuenta Ingrid Bergman en un homenaje a Alfred Hitchcock en 1979 que fue el maestro londinense quien le dio el mejor consejo de su carrera. Rodaban juntos Recuerda (1945) y la actriz no encontraba la forma de darle al cineasta lo que pedía. «'Ingrid, ¡fíngelo!', me dijo este adorable genio. Y desde entonces, cuando los directores me piden cosas imposibles, en lugar de discutir oigo la voz de Hitchcock: 'Ingrid, ¡fíngelo!'». Cuenta su hija más mediática, Isabella Rossellini, que Ingrid nació y murió el mismo día: un 29 de agosto (Estocolmo, 1915-Londres, 1982). Y que a ella no le sorprende en absoluto esa casualidad. «Mi madre era muy ordenada. Nos dejó cartas, diarios, contratos, carteles, guiones». Y fotos. Cientos de fotos. Las imágenes fueron clave en su vida.

Hija de un fotógrafo, Justus Bergman, que antes de dejarla huérfana con 13 años (su madre, de Hamburgo, murió cuando la niña Ingrid tenía 3 años) le hizo un completísimo álbum de infancia. «Cuando era adolescente le robó la cámara para hacerse varios retratos donde ya se puede intuir que sería actriz. Amaba la cámara», recuerda Rossellini.

La legendaria, bellísima, poderosa Ingrid Bergman habría cumplido 100 años este 29 de agosto. Y tanto sus hijos como la industria para la que trabajó desde los años 30 hasta su muerte recuerdan a la inolvidable Ilsa Lund de Casablanca. Desde el Festival de Cannes en mayo (con el cartel oficial y la proyección del documental Ingrid Bergman in her own words), hasta la lectura dramatizada de su autobiografía My story, que Isabella Rossellini irá desgranando en varios escenarios del mundo acompañada por actores como Jeremy Irons.

También la editorial Schirmer/Mosel reedita este verano, para su centenario, la biografía gráfica Ingrid Bergman. A life in pictures, con fotos familiares inéditas, prólogo de Liv Ullmann, textos de la propia Bergman, Roberto Rossellini, Cornell Capa o John Updike, e instantáneas firmadas por los grandes del siglo XX. Cecil Beaton, Irving Penn, Horst P. Horst, Richard Avedon, Robert Capa. «En los archivos de Magnum encontramos imágenes de mi madre que nunca habían sido publicadas», explica Isabella, «la más italiana de mis hijos», solía decir Bergman, que se casó tres veces y tuvo cuatro hijos.

La primera, Pia, con Petter Lindstrom, a quien abandonó por el precursor del neorrealismo italiano Roberto Rossellini, en 1949, cuando era una gran estrella de Hollywood. Y con su embarazo llegó el escándalo. El hijo de ambos, Roberto, nació tras protagonizar la primera de las cinco películas que italiano y sueca hicieron juntos: Stromboli (1950). A la puritana Norteamérica le horrorizó que una de sus actrices más queridas, «la santa chica de al lado», diera a luz fuera del matrimonio.

Bergman fue denunciada en el Senado como una «mala influencia» y tachada de persona non grata en EEUU (Cary Grant recogió su Oscar por Anastasia en 1957, uno de los tres que ganó esta mujer que hizo 44 películas y se centró en el teatro en los 60 y 70). «Aquel escándalo le afectó mucho. Siempre estábamos rodeados de paparazis», comenta Isabella, nacida de aquella unión, como su hermana gemela, Ingrid. Su matrimonio con Rossellini acabó en 1957, herido por el fracaso profesional. «Fue difícil hacer un filme tras otro sin éxito. Roberto y yo éramos muy diferentes. Suecos e italianos no se entienden. Con mi tercer marido [el productor teatral Lars Schmidt] fue más fácil. Los dos éramos suecos. Estábamos hechos del mismo material», declaró Bergman durante las entrevistas por su autobiografía, publicada dos años antes de su muerte, de cáncer, a los 67.

El Periodico.com

 

 

  

31/08/15